Piura Perú, Narihualac

narihualac
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC


NARIHALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
NARIHUALAC

NARIHUALAC
Resto: VIRINGO

Narihualac
NARIHUALAC
“El Ojo que avizora”..

A poco Kms de Catacaos deben ser 4 o 5 , se ubica el vestigio histórico mas representativo de nuestros Antiguos Piuranos, El Complejo Arqueológico o Santuario Tallan: Narihualac; y se encuentra allí en el caserío de Narihualac; un campestre pueblo acogedor, modesto, casas, calles y “modernidades” sencillas; algunos “ranchos” para saborear las comidas bajopiuranas, y la refrescante chicha; sus pobladores se dedican mayormente a la agricultura y lógicamente a la difusión y promoción de sus costumbres e idiosincrasia y de su patrimonial monumento arqueológico allí presente: El Complejo Narihualac.

Cuenta nuestro pequeño guía, que Narihualac es palabra Tallan, nombre de la Divinidad Tallan, y significa “El Ojo que avizora”... No se paga casi ni medio dólar para ingresar a este santuario. A la vista, una “imponencia” de adobe nos muestra dos levantamientos piramidales, inmensos, en uno de ellos se ve levantada una “casa virreynal”, restos de una antigua iglesia hispana, imponiendo como siempre la “religiosidad cristiana” sobre las creencia y fè de los naturales; en el centro a manera de gran hondonada rectangular de “antiguas tierra”, una especie de “plaza ceremonial”, según nuestro guía: “desde estas dos alturas de las pirámides los tallanes y sus autoridades veían y participaban de los actos ceremoniales que se realizaban allí abajo en esa plaza”. Yo me “alucinaba” un Tallan y contemplaba las escenas religiosas en ese centro rectangular, aunque el griterío de la muchedumbre y el ardiente sol piurano dificultaban mi visión de tales actos.

Pues, a caminar, a subir por los antiguos adobes, a cuestas, a la cima de las pirámides, junto a esta casa iglesia algunas fotos, aquí la tumba de una antigua virgen encontrada, estas son gradas de tierra, adobes unos sobre otros formando este par de prominencias, paredes bajas de adobe, por ahí una “manada” de viringos, estos perros sin pelo, piuranisimos, por aquí unas edificaciones menores todas de adobe, igual en la siguiente pirámide; la modernidad y su pozo de agua en el horizonte como para fregar o joder la visión hacia el pasado; un descanso sobre estos muros de antiguas tierras, ilustrándonos con las explicaciones de nuestro guía, se saben de memoria la cartilla, y deben ser recompensados. Una visita al museo tallan alli presente; ceramios, batanes, cantaros, muestras fotográficas, ornamentos, la osamenta de un viringo, y mas vestigios de esta antigua y aun presente en sus costumbres y cultura: la “población” Tallan.

Enrique Santiago Esta se está construyendo
Escríbanme
Me interesa tu opinión